Todo Piscinas

 

Generales:

  • Recordar que un balneario no es un hospital. Es un centro terapéutico que cuida, previene y alivia molestias basándose en tratamientos termales.
  • Informarse bien con el médico antes de someterse a una cura termal, siguiendo sus indicaciones.
  • No exceder el tiempo recomendado en las piscinas termales. Aunque la presión del agua sobre la caja torácica ayuda a la inspiración, en ocasiones potencia un esfuerzo muscular que dificulta la expiración.
  • Es recomendable que las terapias balnearias se realicen fuera del horario de las comidas, ya que el proceso digestivo necesita gran volumen de riego sanguíneo.
  • Se aconseja media hora de reposo después de un tratamiento, repercutiendo esta acción positivamente en la efectividad de las terapias.
  • Recordar que la calidad de un balneario está en sus aguas y no en el lujo de las instalaciones.
  • Las mujeres embarazadas o en fase menstrual, y las personas de avanzada edad necesitan mayor vigilancia médica.
  • Las personas que tienen enfermedades infecciosas activas, hipertensión arterial grave, procesos tumorales malignos, tuberculosis pulmonar, insuficiencias hepáticas o renales, desequilibrios metabólicos o fases agudas de cualquier enfermedad que suponga una alteración del estado general de la persona o de su capacidad de respuesta, no pueden tomar curas termales. De todas maneras cualquier persona debe informarse bien con su médico o con el del balneario, antes de someterse a una cura termal.

Relax y ocio:

  • Al no tratarse una enfermedad determinada no existe una estancia mínima recomendada.
  • La estancia en un balneario no recupera milagrosamente excesos y malos hábitos de toda una vida.
  • En algunos balnearios si el cliente no ha acudido para una terapia, no se realizan controles médicos previos. Pero si el usuario cree necesario un control médico, lo debe decir.
  • De todas maneras, aunque la finalidad no sea terapéutica, se debe vigilar la aplicación de las técnicas termales.
  • En los balnearios prima la tranquilidad, por lo que no existe la "fiesta" durante la noche.

Tratamiento terapéutico:

  • Antes de decidir ir a un balneario se debe consultar con el médico si necesita una hidroterapia (terapia con agua del grifo a la que se le pueden añadir una serie de aditivos) o una hidroterapia balnearia (con aguas minero-medicinales), ya que lo primero lo ofrecen los centros de rehabilitación, gimnasios, spa..., y lo segundo los balnearios.
  • No todas las aguas minero-medicinales son buenas para todas las enfermedades, pudiendo causar malestar una aplicación indebida, como por ejemplo las personas hipertensas no deben beber aguas hipersódicas.
  • Las propiedades del agua y las enfermedades que cura, son lo que se debe mirar a la hora de elegir un balneario, no las ofertas ni el lujo de las instalaciones.
  • Como ya se ha comentado la duración mínima recomendada para un tratamiento terapéutico balneario es de 15 días. En un fin de semana, no se van a solucionar problemas, aunque si conseguir tranquilidad y relax.
  • Si se tiene enfermedades inflamatotrias del aparato locomotor, como la artitris, las aguas termales logran disminuir los efectos de calor, dolor, rigidez, atrofia muscular..., relajando la zona, disminuyendo el calor interno y mejorando la movilidad.
  • Si se realiza la aplicacion en una piscina terapéutica, la flotación ayuda a liberar las articulaciones del peso corporal, produciendo la relajación de los músculos y disminuyendo las contracturas. Para aumentar ele efecto terapeútico el agua suele estar caliente.
  • A nivel estético, las aguas termales, lodos y barros sobre todo, producen una limpieza de los poros de la piel, liberando de toxinas, quedando ésta limpia y tersa.
  • El reumatismo es una de las enfermedades más tratadas en los balnearios. Los tratamientos logran disminuir el dolor, al reducir la inflamación, mejorando la movilidad. Esto se consigue mezclando las propiedades de las aguas minero-medicinales, con el calor y las diferentes maneras de aplicación. Si una persona no se cuida, el reumatismo puede llegar a causar deformidades por la destrucción de la articulación y la incapacidad de movimiento. Las zonas más afectadas por esta patología son las articulaciones distales y simétricas: dedos de las manos y pies, codos, rodillas, tobillos y pies.
  • Los tratamientos terapéuticos en balnearios se deben realizar bajo prescripción facultativa. En el centro termal, debe ser obligatorio pasar consulta médica antes de someterse a cualquier tratamiento. Sólo algunos servicios no terapéuticos están exentos de ello.
  • Médicos especialistas deben controlar y vigilar los tratamientos terapéuticos en balnearios.
  • Es importante saber que la cura balnearia no realiza milagros, sino que alivia o sirve como tratamiento complementario con otras terapias médicas.

 

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?